Natural Zone
Reintegrándote con nuestro Ambiente. Reintegrándote con nuestro Ambiente.
Síguenos en Facebook

A primera vista los proyectos de desarrollo generan impactos negativos en el medio ambiente, sin embargo, esto puede cambiar si los gobiernos, a nivel legislativo, y las empresas, a nivel estratégico, están dispuestos a generar alianzas que les permitan aunar esfuerzos para apostar por la conservación.

Uno de los países de Sudamérica que ya está tomando el reto de esta nueva manera de hacer proyectos de desarrollo amigables con la conservación es Perú, a través de la Iniciativa Peruana Biodiversidad y Empresas (ByE), donde las empresas líderes en proyectos de desarrollo en el país junto con el Ministerio del Ambiente (MINAM), promueven proyectos, programas y acciones adicionales a las obligaciones ambientales establecidas en las normas, que favorezcan la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos del Perú (Biodiversidad y Empresas, 2015).

Figura 1. Boletín de la Iniciativa Peruana Biodiversidad y Empresas (ByE) que sale de forma periodica con información sobre

proyectos de desarrolloy conservación

Suplemento ByE.jpg

(Fuente: http://www.minam.gob.pe/bye/publicaciones/)

Una de las principales herramientas que permite que este tipo de iniciativas sea posible es el “Programa de Monitoreo y Evaluación de la Biodiversidad” (BMAP por sus siglas en inglés), desarrollado por científicos del Centro para la Conservación, Educación y Sustentabilidad (CCES) del Instituto de Biología de la Conservación Smithsonian (SCBI por sus siglas en inglés). Este programa fue desarrollado en la década de los 90, con el objetivo de integrar las necesidades de conservación con el diseño, la construcción y operación de “infraestructuras inteligentes sostenibles”, demostrando que las necesidades de ingeniería y la conservación se pueden planificar juntas, creando un enfoque inteligente para el desarrollo de este tipo de infraestructuras (Smithsonian Conservation Biology Institute News, 2018).

El BMAP se basa principalmente en definir preguntas específicas del área de trabajo que serán respondidas por el programa de monitoreo, como: ¿Qué ecosistemas, hábitats críticos y especies de preocupación para la conservación están representados en el área?, ¿Cuáles son los impactos potenciales del proyecto en las especies y hábitats?, ¿Qué especies pueden ser los mejores indicadores para monitorear los "signos vitales"?, ¿Cuáles son los impactos potenciales del proyecto en la vida silvestre, y cómo podemos ayudar a mitigar estos impactos? o ¿Cuáles son los impactos específicos sobre la vida silvestre, los hábitats o los servicios de los ecosistemas? (Smithsonian Conservation Biology Institute News, 2018).

En base a estas preguntas se identifica a las especies “clave”, ya sea de flora y/o fauna, y las variables ambientales que determinarán cómo el proyecto cumplirá los objetivos de sostenibilidad social, económica y ambiental, para las cuáles se desarrollan los protocolos de monitoreo en base a los lineamientos del BMAP, donde también se utilizan una variedad de metodologías y una combinación de diferentes enfoques de monitoreo (drones, monitoreo acústico, radiotelemetría, trampas cámara, calidad de agua, etc.), de tal manera que al implementar la infraestructura inteligente-sostenible, se puedan mapear las áreas, diseñar corredores de conservación. Todo este proceso se aplica a las distintas fases de la jerarquía de la mitigación (evitar, minimizar, restaurar y compensar los impactos de los proyectos) (Smithsonian Conservation Biology Institute News, 2018; Barboza, 2018).

Para comprender los impactos potenciales de un proyecto en un gran paisaje rico en biodiversidad, en el BMAP se utiliza la evaluación participativa, involucrando a todos los actores posibles (ingenieros y directivos de la empresa que realizarán la construcción, comunidades locales que podrán verse afectadas por el proyecto, expertos en evaluación de biodiversidad, etc.) para determinar los servicios ecosistémicos del área y la planificación del escenario paisajístico. Esto permite que la conservación y el desarrollo trabajen juntos en la planificación de futuros proyectos de desarrollo de infraestructura inteligente, protegiendo áreas de conservación, manteniendo la conectividad del paisaje e implementando acciones de conservación (Smithsonian Conservation Biology Institute News, 2018).

Alianza entre la empresa hidrocarburífera Perú LNG y el Instituto de Biología de la Conservación Smithsonian

Uno de los ejemplos más claros y contundentes de que el BMAP sí funciona, es una alianza estratégica realizada desde el año 2008 entre Perú LNG, una empresa que transporta gas natural por un gasoducto y lo transforma en estado líquido en su planta de procesamiento, y el Instituto de Biología de la Conservación Smithsonian (SCBI por sus siglas en inglés) para aplicar el BMAP, integrando la conservación de la biodiversidad dentro de la construcción y operación del gasoducto, además de las operaciones en la planta de procesamiento y terminal en la zona de Melchorita (Perú-BMAP, 2017) .

Los objetivos principales para establecer esta alianza tan importante fueron:

  1. Entender el estado y las tendencias ecológicas de las especies y los hábitats de la zona de influencia del proyecto
  2. Evaluar la eficacia de los esfuerzos de mitigación de la empresa sobre las especies y hábitats
  3. Contribuir al conocimiento de la biodiversidad de la región, su manejo y conservación
  4. Desarrollar preguntas científicas y de conservación necesarias para el programa de monitoreo, los diseños experimentales para responder a esas preguntas, y los protocolos adecuados de investigación y monitoreo para contestarlas.

El gasoducto tiene una extensión de 408 Km que va desde la sierra peruana hasta la costa del océano pacífico, cruzando los Andes y terminando en una zona desértica entre las regiones de Lima e Ica. Si se trazara una línea recta entre el punto de inicio y final del ducto, el número de kilómetros sería menor pero el impacto al medio ambiente sería muchísimo mayor, por lo que la ruta del ducto fue diseñada para que pase por las cumbres de las montañas, para minimizar el daño ambiental, evitando que atraviese valles y comunidades locales, convirtiéndose en uno de los ductos más importantes a nivel mundial (Biodiversidad y Empresas, 2015).

Otro rediseño tuvo que hacerse fue en el kilómetro 138, donde el gasoducto pasa al lado de un bofedal, aunque la empresa podía pasar en medio de éste, no solo protegió la capa superficial del suelo en ésta área, sino también el agua, almacenándola en una espacio del Derecho de Vía que debe cumplirse por ley, de esta manera, no solo evitó el impacto que podría haber tenido el ducto si pasaba en medio del bofedal, sino logró proteger este ecosistema tan importante, promoviendo su conservación (Biodiversidad y Empresas, 2015).

Además de contribuir positivamente al diseño del ducto, gracias a los protocolos desarrollados por el BMAP para este proyecto, se puede evaluar y monitorear a largo plazo, especies y hábitats importantes para la conservación, y los grupos de interés nacionales e internacionales del proyecto. También se puede de determinar el estatus de conservación y los cambios en el tiempo, lo que permite que los gerentes de la empresa respondan con un manejo adaptativo adecuado a las condiciones que van surgiendo durante la ejecución del proyecto (Perú-BMAP, 2017).

Figura 2. Infografía sobre las regiones que atraviesa el ducto de Perú LNG y los cuidados que se tienen en la planta de licuefacción

Imagen2.jpg

(Fuente: https://perulng.com/wp-content/uploads/2016/04/Gasoducto_PERU-LNG.pdf)

Otro de los resultados positivos de esta alianza, es el desarrollo del Programa de Monitoreo Socio Ambiental Participativo (PMSAP), conformado por 37 personas de 35 comunidades locales, que fueron capacitadas para realizar tres tipos de monitoreo: ambiental, social y de señalización. De esta manera se pudo trabajar de la mano con las comunidades locales, para estudiar, restaurar y conservar los ecosistemas y especies de las zonas por donde atraviesa el ducto de gas natural que opera la compañía, lo cual ha generado hallazgos valiosos y muy buenos resultados para la conservación (Biodiversidad y Empresas, 2015).

A la fecha, existen 10 protocolos de monitoreo de flora y fauna concluidos, y 9 que todavía están vigentes, se puede obtener información detallada de cada uno de ellos, y de todo el proyecto en sí, en la página web: https://www.bmap.pe/protocolos. Además los resultados de las investigaciones desarrolladas a partir de los protocolos del BMAP en este gran proyecto, están siendo reflejados en numerosas publicaciones científicas, libros, guías de campo y publicaciones en prensa, a las que también se pueden acceder a través de la página web: https://www.bmap.pe/todas-publicaciones.

Construyendo un futuro para la Biodiversidad gracias al BMAP

Otro de los logros más importantes del BMAP, es que a partir de las lecciones aprendidas y con el deseo de compartir estas experiencias y replicarlas en otros países, los científicos que vienen trabajando tantos años en este programa, han desarrollado el “Curso Internacional de Monitoreo de la Biodiversidad”.

El objetivo de los organizadores e instructores del curso, es equipar a los "agentes de cambio" regionales con las lentes y las herramientas para ser actores activos en la interfaz de prioridades de desarrollo y conservación. El curso BMAP proporciona herramientas, información y el conocimiento para desarrollar la planificación de escenarios de paisaje, evaluaciones de referencia de biodiversidad, monitoreo de "signos vitales" ambientales y marcos para desarrollar proyectos de manera sostenible a escala de paisaje. Este enfoque proporciona una comprensión de los impactos potenciales del proyecto dentro del contexto de múltiples proyectos que ocurren en el mismo paisaje (Smithsonian Conservation Biology Institute News, 2018).

Este año fue la segunda versión del curso, y contó con la participación de 36 profesionales de distintas áreas y disciplinas (biología, agronomía, ingeniería ambiental, abogados), representando a cinco países, incluyendo representantes a nivel gubernamental, de distintas ONG’s, así como también del sector privado. El curso fue realizado en la Estación Biológica Inkaterra, en la localidad de Puerto Maldonado-Perú, y contó con 7 días de entrenamiento intensivo, trabajo en equipo, intercambio de experiencias y sobretodo aprendizaje (Smithsonian Conservation Biology Institute News, 2018).

Figura 3. Instructores y Participantes del "Curso Internacional de Monitoreo y Biodiversida", versión 2018.

Participantes BMAP 2018.jpg

(Fuente: Smithsonian Conservation Biology Institute News, 2018)

Este artículo es uno de los frutos del curso, en el que tuve la oportunidad de participar y nutrirme de los instructores y colegas participantes. Los primeros compartieron sus experiencias a partir de las lecciones aprendidas en los proyectos en los que trabajan, demostrándonos que el desarrollo y la conservación sí es posible. Entre los participantes, tuvimos la oportunidad de intercambiar experiencias a partir de nuestras áreas de trabajo, para resolver los casos de estudio y desafíos que nos fueron planeados, aplicando todos los conocimientos aprendidos en el curso.

Iniciativas como el BMAP y la Jerarquía de la Mitigación (Barboza, 2018) son herramientas “claves” que permiten realizar conservación en acción, trabajando de manera multidisciplinaria, balanceando la participación de los actores involucrados en los proyectos de desarrollo (empresas, técnicos, comunidades locales), generando soluciones de manera conjunta, de tal manera que se puedan construir infraestructuras inteligentes (combinando la ingeniería con la ciencia) que permitan impulsar la conservación de los recursos naturales y los servicios ecosistémicos.

Referencias

Barboza-Marquez, Kathrin. (2018). La Jerarquía de la Mitigación: Una herramienta que permite el Desarrollo Económico y la Conservación del Medio Ambiente. [En línea]. [Citado el 15 de Agosto de 2018]. Disponible en http://www.natzone.org/index.php/component/content/article/14-frontpage-blog/prevencion-y-control-ambiental/439-la-jerarquia-de-la-mitigacion-una-herramienta-que-permite-el-desarrollo-economico-y-la-conservacion-del-medio-ambiente1?Itemid=101.

Biodiversidad y Empresas. (2015). Caso de éxito IV: Perú LNG. Pati, el árbol que vuelve a crecer. [En línea]. [Citado en Diciembre de 2015]. Disponible en https://issuu.com/fabrica.de.ideas/docs/peru_lng-bye.

Perú-BMAP. (2017). BMAP Contribuyendo con la Conservación de la Biodiversidad. [En línea]. [Citado el 2017]. Disponible en https://www.bmap.pe/.

Smithsonian Conservation Biology Institute News. 2018. Building a future for Biodiversity. [En línea]. [Citado 20 de Julio de 2018]. Disponible en https://nationalzoo.si.edu/ccs/news/building-future-for-biodiversity

POR FAVOR RESPETA EL TRABAJO DEL AUTOR. Cita el artículo de acuerdo a la Norma ISO 690-2:

Barboza-Marquez , Kathrin (2018). Proyectos exitosos de desarrollo y conservación aplicando el Programa de Monitoreo y Evaluación de la Biodiversidad (BMAP). [En línea]. [Citado el 10 de Octubre de 2018]. Disponible en : http://www.natzone.org/index.php/component/content/article/14-frontpage-blog/prevencion-y-control-ambiental/446-proyectos-exitosos-de-desarrollo-y-conservacion-aplicando-el-programa-de-monitoreo-y-evaluacion-de-la-biodiversidad-bmap?Itemid=101

 

TwitterShare on TumblrDe acuerdo a los datos de la BBC (2017), cada latinoamericano malgasta 223 kilos de frutas, verduras, carne, pescado y productos
TwitterShare on TumblrEl protocolo de Montreal, el cual fue firmado el 16 de septiembre de 1987 tiene el objetivo de proteger la capa de ozono de las
TwitterShare on TumblrLa idea de una ciudad esta concebida como esta agrupación de edificaciones, flujo de automóviles, oficinas, tiendas, comercios
TwitterShare on TumblrLa superficie del mar como interface, constituye la parte más importante del océano, pues a través de ella se realizan las in

ÚLTIMA PUBLICACIÓN

PLANTILLA_TEXTOS_NATZONE_WEB.JPG

Nuestra Misión: Investigar, difundir y capacitar sobre temática ambiental actual a la sociedad en general, para promover la cultura ambiental.

Nuestro Lema: Reintregrándote con nuestro ambiente