Natural Zone
Reintegrándote con nuestro Ambiente. Reintegrándote con nuestro Ambiente.
Comienza a Explorar
Seguidores
Personas Capacitadas
Actividades
Lecturas Diarias

El sector pesquero es un elemento estratégico para la economía peruana, sin embargo como las demás industrias que se desarrollan en el Perú, degradan el ecosistema marino.

 

La materia orgánica procedente de las industrias pesqueras, que se incorpora a la bahía proviene de varias etapas del proceso productivo, generando lo que comúnmente se conoce como agua de bombeo, sanguaza y agua de cola.

 

  • El agua de bombeo, es el agua de mar utilizada por los sistemas de descarga de pescado hacia las fábricas, utilizando chatas y bombas; esta agua luego de cumplir su función retorna a la bahía, pero cargada de escamas, sangre mucus y restos de pescado.
  • La sanguaza está constituida por una mezcla de sangre, agua, mucus y restos de pescado, esta se genera en las pozas de almacenamiento de pescado al interior de las fábricas.
  • El agua de cola es generada luego que el pescado cocido es sometido a prensado, conteniendo gran cantidad de sólidos en suspensión y materia grasa, se estima que por cada tonelada de pescado procesado se produce aproximadamente 600 litros de agua de cola.
  • Asimismo en las plantas de enlatado, los desechos del lavado y las escamas se vierten al desagüe para luego descargar al mar. Los residuos de detergentes y soda caústica que se utilizan en la limpieza también vierten al desagüe y luego al mar. Al igual que las aguas condensadas calientes, proveniente del esterilizado.
  • Consecuentemente las playas contienen aceites, grasas y material fecal en suspensión que degradan las arenas y las aguas en la línea de playa, afectando la vulnerabilidad de ellas y su ecosistema.

 

Los casos más resaltantes de contaminación por efluentes pesqueros en el Perú se mencionan a continuación:

 

La bahía El Ferrol, tiene una extensión de 11.1 km. de largo y 6.5 Km. de ancho y una profundidad de 14 metros, en donde los niveles de contaminación marina se ha visto incrementado considerablemente, debido al gran aumento de actividad pesquera que se desarrollaba en la zona. Lo que originó la desaparición de la riqueza biológica al cambiar radicalmente la calidad de sus aguas y del fondo, desaparecieron sus cualidades escénicas y recreacionales, y ahora se cuenta con aproximadamente 53 millones de metros cúbicos de sedimento, que en algunas zonas superan los 2,5 m de profundidad.

 

Imagen 1.-  Personal cuantificando el impacto en la fauna marina del Perú

impacto marino peru

 

La bahía de Paita se caracteriza por presentar 13 plantas industriales dedicadas al procesamiento industrial de recursos hidrobiológicos, destacando la industria de harina de pescado. Frente a Colluz existen vertederos de residuos líquidos, los cuales bajan por una quebrada, estos residuales sin tratamiento provienen de plantas de procesamiento de actividades de congelado y conservas de pescado, también existen colectores urbanos provenientes de la zona norte de Paita. El muelle de ENAPU se caracteriza por albergar actividades de transporte marítimo; sin embargo, los residuales de las sentinas de los barcos llegan al agua de mar, incrementando el deterioro de las aguas. Sin embargo, estas actividades constituyen potenciales fuentes de contaminación que provocan la pérdida de diversidad biológica, paisajística y cultural, y el deterioro de la calidad de vida de la población.

 

En Chancay, entre la punta Chancay y Punta Cabulón (El Castillo), se ubican ocho tuberías submarinas que transportan los vertimientos líquidos de las empresas dedicadas al proceso industrial pesquero, dichas tuberías tienen una longitud de 600 m, y 9 m de profundidad, sin embargo estas distancias no son sufrientes, ya que por efectos de las corrientes, olas, mareas y el viento, estos residuos retornan a la playa y más aún si se trata de efluentes que no tienen tratamiento previo antes de su descarga.

 

Imagen 2.- Voluntarios en una campaña de limpieza en las costas peruanas

impacto marino peru 4

 

Estamos cambiando la calidad de los ecosistemas marinos a un ritmo muy acelerado, en donde las especies que habitan en dichos ecosistemas le es imposible adaptarse, poniendo en peligro no solo la diversidad si no también los servicios que nos brinda.

 

REFERENCIAS:

 

Cabrera, C., M. Maldonado & L. Romero. (2004). Impacto ambiental en sedimentos marinos superficiales por residuos líquidos industriales y urbanos. Revista del Instituto de Investigación FIGMMG. (Vol. 7, N°14, p.15-22).

Cabrera, C, E. Guadalupe, M. Maldonado, W. Arévalo, R. Pacheco, A. Giraldo & J. Quispe. (2005). Evolución ambiental de la bahía de Paita. . Revista del Instituto de Investigación FIGMMG. (Vol. 8 N°15, p.14-18).

Cabrera, C. (2002). Estudio de la contaminación de las aguas costeras en la bahía de Chancay: propuesta de recuperación. Tesis UNMSM
CONAM. (2000). Diagnóstico ambiental y propuestas técnicas para la recuperación de la bahía El Ferrol. Consejo nacional del ambiente. Primera edición. (p.160)

Suerio, J. (1994). El olor del dinero: la contaminación por la industria de harina de pescado en Chimbote. Inst. Desarrollo de la pesca y minería (IPEMIN). (Ed.) Arteidea. (p. 71). Lima, Perú.

Cadenilla, Y. (2016). Si se puede recuperar la bahía el Ferrol de Chimbote. Disponible en: https://lamula.pe/2016/03/23/si-se-puede-recuperar-la-bahia-el-ferrol-de-chimbote/cadenillas/

Nuestra Misión: Investigar, difundir y capacitar sobre temática ambiental actual a la sociedad en general, para promover la cultura ambiental.

¿Qué opinan sobre Natural Zone?

99.7% de nuestros clientes están satisfechos con el nivel de las capacitaciones.
Excelente emprendimiento de jóvenes profesionales sobre Medio Ambiente.
Cecilia Jauregui Gamarra
Cecilia Jauregui Gamarra CEO de Innovaplast
95.2% de nuestros clientes recomendarían a Natural Zone como empresa de capacitación específica en temática Ambiental.