Natural Zone
Reintegrándote con nuestro Ambiente. Reintegrándote con nuestro Ambiente.
Síguenos en Facebook

El jaguar (Panthera onca) es el felino más grande del continente Americano, es considerado como una de las especies más carismáticas de los bosques tropicales de América y más emblemáticas del mundo. Su presencia indica el estado de salud del ecosistema en el que habita ya que es un predador que regula el equilibro ecológico de muchas especies.

Este carnívoro se encuentra en varios tipos de hábitats como bosques tropicales, manglares, sabanas tropicales, bosques montanos y bosques secos, además de estar asociados a fuentes de agua. Tienen una gran habilidad para trepar, nadar y realizar grandes desplazamientos (50-200 Km2) (Ayala y Wallace 2009)

Figura 1. Jaguar rescatado de tráfico de fauna silvestre disfrutando de un cuerpo de agua en el centro de rescate de Ser Fauna, Santa Cruz-Bolivia

(Fotografía gentileza de Carlos Castrillo M.)

El jaguar es una especie clave en el equilibrio de los ecosistemas, no sólo por la presión que ejerce extrayendo individuos del sistema sino también condicionando el comportamiento de las presas. Cuando un gran depredador desaparece comienzan a suceder fenómenos en cadena que desestabilizan los ecosistemas llevándolos al deterioro. Al conservar un carnívoro como el jaguar, también se conservan otras especies de peldaños tróficos inferiores, es decir, sus presas naturales.

Para poder mantener poblaciones viables, el jaguar necesita extensas áreas de bosque, razón por la cual es considerado una “especie paraguas”, ya que al plantear y planificar estrategias para su conservación, éstas deberán estar enfocadas a la salud de estos ecosistemas, lo cual implica: 1) extensiones considerables con cobertura vegetal adecuada, incluyendo parches densos, con buena conectividad entre ellos, 2) poblaciones estables y disponibles de sus presas, 3) relaciones mínimas o, al menos, no conflictivas con las actividades humanas. Por lo tanto al conservar esta especie en vida silvestre y manteniendo su hábitat en buen estado, no sólo se benefician una gran diversidad de seres vivos con los que coexiste (plantas y animales), sino también sirve como guía para la planificación de posibles nuevos corredores biológicos prioritarios. Así mismo, la presencia del jaguar es un buen indicador del estado de conservación de los ecosistemas donde habita, ya que esto evidencia la existencia de presas suficientes para mantener la población de depredadores, teniendo en cuenta que un ecosistema íntegro, con capacidad de brindar múltiples servicios ambientales a largo plazo, es aquel que puede mantener viables sus poblaciones de depredadores.

Figura 2. Jaguar en su hábitat natural en el Parque Nacional Kaa Iya, Santa Cruz-Bolivia

 (Fotografía gentileza de Marcelo Arze)

Además, tienen crías cada 2 a 3 años, lo cual indica que su tasa de reproducción es lenta. Pueden tener de 2 a 4 crías en cada camada, de las cuáles, en la mayoría de los casos, solo sobreviven máximo 2 en estado silvestre (Quigley et al. 2017). Las madres suelen estar al cuidado de las crías desde que nacen hasta los 2 años de edad, cuando éstas se independizan (Quigley et al. 2017). Teniendo en cuenta estos datos, matar un jaguar implica una gran pérdida para sus poblaciones.

El jaguar también es considerado como una “especie carismática” y emblemática, por reunir una serie de cualidades estéticas muy valoradas por el hombre, desde la armonía y equilibrio que representa su sola presencia, hasta la elegancia de sus movimientos, que producen un efecto de belleza que lo hace admirable. Todas estas cualidades ha permitido dar impulso al desarrollo de proyectos ecoturísticos y desarrollo sustentable, donde comunidades locales y zonas ganaderas se pueden beneficiar económicamente por el turismo de avistamiento y fotografía de jaguares, utilizando su imagen como bandera y motivo de orgullo local y regional, permitiendo una interacción positiva entre las interacciones humanas con la diversidad biológica.

Figura 3. A la izquierda, Jaguar en su hábitat natural en el Parque Nacional Kaa Iya, Santa Cruz-Bolivia A la derecha, jaguar rescatado de tráfico de fauna silvestre en su nuevo hogar, el Centro de Rescate de Ser Fauna, Santa Cruz-Bolivia

Fotografías gentileza de Marcelo Arze (izq.) y de Carlos Castrillo M. (der.)

Estado de Conservación

A pesar de su gran importancia, el jaguar es una especie amenazada a nivel mundial. Según la lista roja de especies amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (2017) está bajo la categoría de “Casi Amenazada” (Quigley et al. 2017), y según el Libro Rojo de Vertebrados de Bolivia está bajo la categoría “Vulnerable” (Ministerio de Medio Ambiente y Agua 2009). Por otro lado el jaguar se encuentra en la lista de CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestres) bajo el Apéndice I, donde se encuentran las especies con mayor grado en peligro de extinción, por lo que se prohíbe el comercio internacional de especímenes y/o sus derivados, salvo cuando la importación se realice con fines no comerciales, por ejemplo, para la investigación científica

Principales amenazas:

1. Pérdida y fragmentación de hábitat

La pérdida y fragmentación de hábitat desencadena una serie modificaciones en los procesos ecológicos y por consecuencia no solo impacta a las comunidades de flora y fauna, causando la pérdida de especies, sino también a los suelos y el agua. La alteración del hábitat por la fragmentación se hace aún más evidente para especies cuyas áreas de acción son grandes (Wallace 2010), como es el caso del jaguar, ya que pueden verse gravemente afectados perdiendo poblaciones viables importantes, o incluso llegando a sufrir extinciones locales.

2. Incremento de la frontera agropecuaria

Además de fragmentar el hábitat, el crecimiento de la frontera agropecuaria puede generar grandes conflictos entre humanos-vida silvestre, donde los más afectados son los carnívoros, como el jaguar, porque empiezan a alimentarse del ganado que tienen disponible, generando pérdidas económicas a los ganaderos, razón por la cual ellos los buscan para matarlos.

3. Tráfico y Comercio Ilegal de fauna silvestre

En los últimos años la principal amenaza para el jaguar ha sido el tráfico de fauna silvestre, no solo en nuestro país sino también en países como México (Hernández-Mares 2016), Argentina (Salisbury 2014). Entre los años 2013 y 2016, la Dirección General de Biodiversidad con el apoyo de la Policía Forestal y la empresa de Correos de Bolivia, incautó un total de 380 colmillos de jaguar, lo que implica una estimación de al menos 95 jaguares muertos (Smink 2917, Navia 2018). Por otro lado, en las últimas dos semanas, en un operativo llevado adelante entre la Gobernación de la ciudad de Santa Cruz, la fiscalía y la policía, incautaron otros 185 colmillos, 3 pieles de jaguar y un chaleco hecho con piel de jaguar, entre otras piezas (Arancibia-Guillén 2018), esto implica otro número alarmante de jaguares destinados al tráfico.

Esfuerzos de Conservación

Desde el 3 de marzo del año 2014, se viene celebrando el día Mundial de la Vida Silvestre, fecha elegida por la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), para conmemorar la aprobación de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestres (CITES) el año 1973. Este año esta celebración ha sido dedicada a la Conservación de los grandes Felinos, razón por la cual se celebró la declaración "Jaguar 2030", un foro de alto nivel celebrado en Nueva York, representado por 14 países de Latinoamérica y organizaciones nacionales e internacionales. La Declaración reconoce que invertir en la conservación de jaguares y sus hábitats puede mejorar los esfuerzos más amplios para gestionar los recursos naturales, fortalecer los medios de vida de las comunidades y contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. También destaca la necesidad de que los gobiernos y socios de los países del área de distribución exploren opciones para un enfoque regional que promueva la investigación, aumente la conciencia y amplíe las iniciativas de conservación integradas exitosas (UNDP 2018). Sería muy interesante que alguna representación boliviana pueda unirse a esta iniciativa para ver maneras de colaborar con la conservación del jaguar y ser parte de estas estrategias a nivel Latinoamericano.

Otra iniciativa de conservación importante de mencionar es la de una estancia ganadera en el sur del Pantanal Brasileño, donde realizó un estudio económico de las pérdidas ocasionadas por la muerte del ganado de parte del jaguar (18444 $ por 44 cabezas de ganado muertas en un periodo de 5 años) versus las ganancias que genera el turismo de fotografía y avistamiento de jaguares (479000 $ por 12000 excursiones realizadas en el mismo periodo de tiempo), la cual es mucho mayor con respecto a la pérdida. Este estudio sugiere que el turismo ofrece un entorno sustancialmente positivo con respecto al riesgo de mantener una población sana y viable de jaguares (Roufs 2012). Esta es una alternativa interesante que podría tomarse en cuenta con el incremento de la frontera agrícola en el país, de cara a un manejo que implique que los ganaderos se comprometan a conservar al jaguar, respetando su territorio, y se vean beneficiados por ganancias de ingresos económicos generados por el turismo.

En Bolivia, gracias al programa de pequeñas donaciones SGP del GEF y la Asociación Huellas, también existe una iniciativa comunitaria en el Parque Nacional Kaa Iya, el área protegida más grande del país ubicada en la zona del Gran Chaco, que apuesta por la conservación del jaguar a través de una iniciativa de ecoturismo centrada en la observación de vida silvestre. El proyecto se llama “Kayana: El espíritu del bosque”, en honor a uno de los jaguares que ha sido más frecuentemente fotografiado en el área. Gracias a los beneficios ambientales y económicos que genera la observación del jaguar, la población local valora al jaguar como el elemento principal de su producto turístico, aumentando su interés por la conservación no solo del jaguar, sino de la biodiversidad del área protegida donde habitan (The GEF SGP 2018).

Figura 4. Kayana, la jaguar más fotografiada en el Proyecto "Kayana: el espíritu del bosque" del Parque Nacional Kaa Iya, Santa Cruz-Bolivia

 (Fotografía gentileza de Marcelo Arze)

 La conservación del jaguar implica no solo la conservación del felino más grande de América, sino también la de los ecosistemas en donde éste habita con toda la fauna y flora que contienen y los servicios ecosistémicos que éstos nos brindan.

Descripción del jaguar

Describiendo un poco su taxonomía el jaguar pertenece a la familia Felidae, subfamilia Pantherinae, género Phantera, de la cuál es su único representante (Noss et al. 2010). Se caracteriza por tener un cuerpo grueso y robusto, diseñado y especializado para capturar y matar presas vivas (Sunquit y Sunquist 2002), así como una dentadura altamente especializada para comer carne (Emmons y Feer 1999). Tiene una cabeza grande y patas cortas que presentan cuatro dedos diseñados para soportar su peso y que, a su vez, poseen unas garras que son muy afiladas y retráctiles; el quinto dedo está presente solo en las patas delanteras y no es de apoyo, pero sí posee también una garra. Su visión es una de las más desarrolladas entre los carnívoros, es binocular y además ven colores, así como también tienen un buen sentido del oído (Emmons y Feer 1999). El pelaje es corto y suave, con coloración generalmente amarilla en la base y rosetas y ocelos negros que encierran, cada uno, un número variable de puntos también de color negro, y que tienen un patrón exclusivo en cada individuo, como si fuera su huella digital.

Figura 5. Jaguar rescatado de tráfico de fauna silvestre en su nuevo hogar, el centro de Rescate Ser Fauna en Santa Cruz-Bolivia

 (Fotografía gentileza de Carlos Castrillo M.)

 

REFERENCIAS

Arancibia-Guillén, Guider. (2018). Tráfico de especies en Bolivia: confiscan piezas de animales silvestres valoradas en un millón de dólares. [En línea] [Citado el 24 de febrero de 2018] Disponible en https://es.mongabay.com/2018/02/jaguares-trafico-bolivia-especies-amenazadas/

Ayala, Guido y Wallace, Robert (2009). Panthera onca (Linnaeus, 1758). Pp: 528-530. En: Ministerio de Medio Ambiente y Agua (Eds.). Libro rojo de la fauna Silvestre de vertebrados de Bolivia.

Ministerio de Medio Ambiente y Agua, La Paz, Bolivia. 571 pp.

Emmons, L. y Feer, F. (1999). Mamíferos de los bosques húmedos de América tropical: una guía de campo. Fundación Amigos de la Naturaleza, Santa Cruz de la Sierra, Bolivia. 298 pp.

Hernández-Mares, Pablo. (2016). Sigue el tráfico de jaguares en México, a pesar de varios esfuerzos de conservación. [En línea] [Citado el 31 de marzo de 2016] Disponible en https://es.mongabay.com/2016/03/sigue-el-trafico-de-jaguares-en-mexico-a-pesar-de-varios-esfuerzos-de-conservacion/

Ministerio de Medio Ambiente y Agua. (2009). Libro rojo de la fauna Silvestre de vertebrados de Bolivia. Ministerio de Medio Ambiente y Agua, La Paz, Bolivia. 571 pp.

Navia, Roberto. 2018. Bolivia: Mafia le arranca los colmillos al jaguar el gran felino de América. Mongabay. [En línea] [Citado el 15 de enero de 2018] Disponible en https://es.mongabay.com/2018/01/bolivia-jaguar-colmillos/

Noss, Andrew; Villalba, Lilian M. y Arispe, Rosario. (2010). Felidae. Pp: 401-444. En: Wallace, R.B.; Gómez, H.; Porcel, Z.R. y Rumíz, D. (Eds.). Distribución, Ecología y Conservación de los

Mamíferos Medianos y Grandes de Bolivia. Editorial: Centro de Ecología Difusión Simón I. Patiño, Santa Cruz de la Sierra, Bolivia.

Quigley, H., Foster, R., Petracca, L., Payan, E., Salom, R. & Harmsen, B. (2017). Panthera onca. The IUCN Red List of Threatened Species 2017: e.T15953A50658693. [En Línea] [Citado el 2017] Disponible en http://dx.doi.org/10.2305/IUCN.UK.2017-3.RLTS.T15953A50658693.en

Roufs, Tiffany. (2012). Proteger jaguares, buena decisión para ganaderos. [En Línea] [Citado el 8 de octubre de 2012] Disponible en https://es.mongabay.com/2012/10/proteger-jaguares-buena-decision-de-negocio-para-los-ranchos-ganaderos/

Salisbury, Clayre. (2014). Los jaguares del Bosque Argentino están al borde de la extinción local. [En línea] [Citado el 13 de marzo de 2014] Disponible en https://es.mongabay.com/2014/03/los-jaguares-del-chaco-argentino-estan-al-borde-de-la-extincion-local/

Smink, Verónica. (2017). Por qué se acusa a China de poner en peligro al jaguar en Bolivia. BBC Mundo, Cono sur. [En línea] [Citado el 22 de julio de 2015] Disponible en http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-42346471

Sunquist, M.E. y Sunquist F.C. (2002). Wild cats of the world. University of Chicago Press, Chicago, USA. 452 pp.

The GEF Small Grant Programme (2018). Conserving Big Cats: Communities protecting the majestic jaguars in Bolivia. [En línea] [Citado el 1 de marzo de 2018] Disponible en https://sgp.undp.org/index.php?option=com_content&view=article&id=509:world-wildlife-day-how-strengthening-community-participation-in-the-kaa-iya-national-park-contributes-to-the-conservation-and-protection-of-jaguars-panthera-onca&catid=36&Itemid=253#.WqLaD-jOVPb

UNDP. United Nations Development Programme. (2018). Jaguar 2030 New York Statement.  [En línea] [Citado el 1 de marzo de 2018] Disponible en http://www.undp.org/content/undp/en/home/news-centre/announcements/2018/jaguar-2030-new-york-statement.html 

POR FAVOR RESPETA EL TRABAJO DEL AUTOR. Cita el artículo de acuerdo a la Norma ISO 690-2:

Barboza-Marquez, Kathrin. (2018). ¿Por qué es tan importante Conservar al Jaguar?. [En Línea] 13 de marzo de 2018. Disponible en Internet: http://www.natzone.org/index.php/component/content/article/17-frontpage-blog/diversidad-biologica/415-por-que-es-tan-importante-conservar-al-jaguar?Itemid=101

PLANTILLA_AFICHE_SOSTENIBILIDADAMBIENTAL_WEB.JPG

TwitterShare on TumblrLas áreas verdes en las ciudades son espacios con vegetación y otros elementos naturales que cumplen funciones ambientales imp
TwitterShare on TumblrSegún Stephen Hawking, todo ser humano que habita la Tierra está en riesgo de sufrir dos tipos de catástrofes. La primera, es
TwitterShare on TumblrEl compost es básicamente un fertilizante absolutamente orgánico que se puede producir en la casa y de paso contribuir menos a
TwitterShare on TumblrLa biodiversidad es fundamental para la existencia del ser humano en la Tierra. Usada de un modo sostenible es una fuente ilimit

ÚLTIMA PUBLICACIÓN

PLANTILLA_TEXTOS_NATZONE_WEB.JPG

Nuestra Misión: Investigar, difundir y capacitar sobre temática ambiental actual a la sociedad en general, para promover la cultura ambiental.

Nuestro Lema: Reintregrándote con nuestro ambiente